- Ministerio de Agricultura - https://www.minagri.gob.cl -

SAG celebra Día Mundial de las Abejas con apicultora orgánica de La Ligua que busca proteger cultivos

Funcionarios del Ministerio de Agricultura y el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, visitaron emprendimiento que tiene como objetivo proteger abejas en condiciones de emergencia agrícola.

Delia Plaza es apicultora hace 21 años en el sector de la Chimba, en La Ligua. Comenzó con pocas colmenas y a pesar de la emergencia agrícola que hay en la zona –y gran parte del país- ha salido adelante, mejorando su producción y calidad de vida. Actualmente cuenta con 4 apiarios que tienen 650 colmenas y su emprendimientoColmenares Del-Mar.

Tal como los 9 mil 587 apicultores que hay en el país, Plaza entrega su vida a esta labor. Por cierto, ella destaca el rol que tienen las abejas en la agricultura. “Sin ellas no existirían muchos cultivos. Son grandes polinizadoras, así como mariposas, picaflores y murciélagos. Si desaparecieran las abejas, serían muchos cultivos que se dejarían de polinizar, incluidas plantas de alimentos que consumimos a diario”, apunta.

Trashumancia

La apicultora moviliza sus abejas durante al año hacia el sur realizando trashumancia en La Araucanía o Ñuble. Al regresar realiza tratamientos, manejos sanitarios y productivos, además de polinización de almendros y paltos. Cosecha en los meses estivales y se lleva sus abejas nuevamente al sur.

“Mi motivación son las abejas, mantenerlas con vida. Siempre estoy preocupada de alimentarlas, una se preocupa de que no vayan a sufrir hambre. Esta zona es muy bonita, pero la sequía las está matando”, relata.

Por su parte, la seremi de Agricultura de la región de Valparaíso, Yolanda Cisternas, destaca el rol femenino en esta actividad. “Este es un rubro en el que mayoritariamente hay mujeres. Eso es muy importante para nosotros como Ministerio de Agricultura, para fomentar el trabajo de la mujer y su empoderamiento, para que ellas puedan sacar adelante a sus familias”, afirma.

De ahí la importancia de la labor del Ministerio de Agricultura a través del Servicio Agrícola Ganadero, SAG. La apicultura está mayoritariamente en manos de pequeños productores, por lo que la protección de las fronteras para que ingresen nuevas enfermedades, así como el apoyo con las que hay en el territorio, son relevantes para la conservación de esta actividad.