Miércoles  21 de julio de 2021.-   Con el diálogo ministerial enfocado en el posicionamiento regional que llevarán los ministros del CAS a la Pre-Cumbre global de la Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, que se desarrollará entre los días 26 y el 28 de julio de 2021 en Roma, Italia, se realizó la XLIII Reunión Ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (XLIII RO CAS), sexta en formato virtual.

La cita contó con la presencia de la ministra de Agricultura de Chile, María Emilia Undurraga; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, Luis Basterra; la ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Tereza Cristina Correa da Costa; la ministra de Agricultura de Chile, María Emilia Undurraga; el ministro de Agricultura y Ganadería de Paraguay, Santiago Bertoni; el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Fernando Mattos; el Director General de Planificación del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Ramiro Villarpando; el Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero; y la Secretaria Técnico Administrativa del CAS, Alejandra Sarquis.

En esta oportunidad, participó como invitado al encuentro el Secretario de Agricultura de los Estados Unidos, el Sr. Tom Vilsack.

La apertura estuvo a cargo del ministro paraguayo, país que tiene la presidencia pro tempore del Consejo, quien recalcó que “nuestro mayor esfuerzo está dirigido a lograr una agricultura sostenible que cubra las necesidades de las presentes y futuras generaciones a precios razonables para los consumidores y suficientes para mantener la economía del sector sin poner en peligro el cuidado del medio ambiente ni la cantidad y ni calidad de los recursos naturales. Los países miembros del CAS coincidimos en mantener sistemas productivos sustentables y en la defensa de un comercio abierto y sin restricciones”.

A su vez, resaltó que la pandemia por el COVID-19 reveló el rol fundamental que cumple la agricultura en los países del CAS, haciendo énfasis en dos grandes características: su resiliencia y su carácter de actividad esencial.

“En este último tiempo, desde el Consejo, venimos profundizando y reivindicando la sostenibilidad de nuestros sistemas productivos y, más allá de lo declarativo, hemos construido en conjunto una estrategia regional para concretar acuerdos y mecanismos globales en el marco del desarrollo sostenible a través de postulados que consideramos básicos de poner en práctica” enfatizó Bertoni.

En junio, durante la XLII Reunión Ordinaria del CAS los ministros aprobaron la Declaración “Principios y valores de la región para la producción de alimentos en el marco del desarrollo sostenible” y acordaron trabajar en diferentes ámbitos de difusión, intercambio y comunicación, para que esta posición conjunta alcance un alto impacto.

Dentro de los resultados de esta estrategia de difusión, se destaca la aprobación y apoyo a la declaración por parte del Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), integrado por los ministros responsables de la agricultura de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

A su vez, la Declaración Ministerial fue compartida con países como Australia, Costa Rica, EE. UU., Honduras, México, Nueva Zelanda, distintos organismos internacionales, instancias regionales del sector productivo e intercambios a nivel nacional en ámbitos públicos y privados y fue tomada como insumo para la para la elaboración de los “Principales mensajes en camino hacia la Cumbre de las NNUU sobre los Sistemas Alimentarios, desde la perspectiva de la agricultura de las Américas” aprobados en la 41° Reunión del Comité Ejecutivo del IICA, uno de los órganos de gobierno del Instituto.

El Director General del IICA, Manuel Otero, presentó el documento sobre “Carne bovina como activo estratégico de los países del CAS y la Cumbre de los Sistemas Alimentarios” elaborado por encargo de los ministros, cuyo objetivo fue analizar, desde la óptica de los sistemas ganaderos de los países del CAS, cuatro temas estratégicos: ganadería y cambio climático, proteínas alternativas, carne roja y salud humana y los procesos de intensificación sostenible de la producción ganadera.

“Los sistemas de producción de carne están siendo cuestionados por grupos de interés que hablan de posibles causas negativas en la salud humana y por consideraciones éticas sobre los animales, entre otras cosas. Son argumentos que son difíciles de compartir porque carecen de evidencia científica, o es débil y contradictoria o simplemente no es representativa de los sistemas de producción de los países de las Américas”, señaló Otero.

“La ganadería bovina de los países del CAS tiene que ser vista como parte de la solución y no como parte de los problemas. Esta ganadería basada en sistemas pastoriles tiene un rol importante en el secuestro de carbono. Los estudios muestran que tenemos balance positivo y que debemos continuar en esta senda, con políticas públicas, adoptando nuevas tecnologías y conocimiento científico que maximicen el balance de carbono”, añadió el Director General del IICA.

Diálogo ministerial

Dando inicio al diálogo ministerial, la ministra María Emilia Undurraga  puso el foco en la importancia del trabajo post cumbre, que va a requerir una posición contundente, no como una única solución, sino que aceptando la diversidad y poniendo a la agricultura como parte de la solución y no del problema.

“Otro tema que queremos poner sobre la mesa es el tema de la confrontación urbano-rural. Nosotros nos comprometemos con el desarrollo sustentable pero eso implica todas las actividades que existen en el ámbito rural. Eso lo queremos aportar en la discusión. Nuestro desafío es alimentar de forma saludable al mundo y para esto nosotros somos actores relevantes para alcanzarlo” dijo Undurraga.

Por su parte, el ministro uruguayo, Fernando Mattos felicitó el trabajo del IICA presentado por Otero, manifestando que es absolutamente compatible en sus conceptos y que es una línea que los países de la región están siguiendo y en la que coinciden.

“Todo el movimiento que pretende cuestionar a la producción de carne, que se produce desde siempre en nuestra región y que es parte de nuestra historia, debe ser rechazado con autoridad. Todas esas versiones que intentan asociarnos con el cambio climático tienen un origen separado de lo que tiene que ver con nuestra producción. Debemos de reclamar que existan mediciones independientes, con base científica y que obedezcan a parámetros que se adapten a nuestra realidad” subrayó Mattos.

Por otro lado, la ministra brasilera Tereza Cristina, celebró el logro de ser el primer grupo de países que llegan a la Cumbre con una posición conjunta, lo que refleja la importancia de la región como exportadora de alimentos.

“Esto implica que no se puede dejar de lado a nuestros países. La agricultura tiene que ser parte de la solución. No podemos hacerla responsable del cambio climático. No podemos estar alejados del proceso de preparación de la cumbre, por esto concurriré personalmente a Roma, ya que quiero divulgar las posiciones y preocupaciones que tenemos. Participaré en los eventos oficiales y en compromisos bilaterales” afirmó la ministra brasilera.

En su intervención, Luis Basterra de Argentina, apuntó a la necesidad de progresar de aquí a la cumbre en el fortalecimiento de los argumentos de la región, afirmando que la pre cumbre se presenta como una oportunidad importante para dialogar como región y “mostrar genuinamente nuestro interés para un mundo mejor pero que se rija bajo conceptos de equidad social, territorial y con fundamento científico”.

“Quienes poseemos el stock de recursos naturales más importante del mundo debemos demostrar que no estamos dispuestos a regalar nuestro capital natural”, concluyó.

El Director General de Planificación del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia, Ramiro Villarpando comentó que en su país han tenido 3 diálogos nacionales con más de 5000 participantes entre campesinos, representantes de organizaciones sociales e instituciones del sector.

“Tenemos que entender que en el análisis del camino a esta cumbre, es necesario pensar en la coyuntura de nuestros países. En nuestro caso, debemos responder a la demanda de los productores que se han descapitalizado para hacer frente a la pandemia y necesitamos que se den frutos en el corto plazo. Bolivia tiene dos sistemas que diferenciamos: la agricultura familiar, que genera alimentos para la población, y por otro lado la generación de alimentos para la industria”, informó quien participó en nombre del ministro Remmy Rubén Gonzales.

Participación de Estados Unidos

El Secretario de Agricultura de los Estados Unidos de Norteamérica, Tom Vilsack, participó en calidad de invitado a la reunión y recibió las palabras de bienvenida del ministro Santiago Bertoni, quien remarcó la importancia estratégica del sector agroalimentario para los países del CAS, que se ubican dentro de los principales proveedores mundiales de alimentos sanos, nutritivos y de calidad.

“Nuestro compromiso es el de producir alimentos respetando el equilibrio entre los tres sectores de la sostenibilidad, donde destacamos el aporte de la agricultura y la ganadería sostenible a la seguridad alimentaria, el desarrollo económico y el arraigo territorial”, sostuvo el mandatario paraguayo.

“Por eso hoy observamos con preocupación y cautela los resultados que puedan surgir de la Cumbre de Sistemas Alimentarios convocada por Naciones Unidas, ya que de esta podrían surgir recomendaciones que, sin base científica, concluyan siendo un pretexto para penalizar la producción y el comercio de nuestros productos”, añadió Bertoni. 

A su vez, Tereza Cristina manifestó: “Las dificultades que nos impone la pandemia han sido arduas. Los países del CAS y Estados Unidos, debido a la resiliencia de sus productores, han cumplido un rol fundamental para garantizar la seguridad alimentaria mundial. Espero que durante la cumbre, Estados Unidos también pueda ser un vocero de las percepciones que compartimos como por ejemplo, la ciencia como fundamento y la agricultura como motor de la economía”.

En su alocución, Vilsack calificó este encuentro entre los ministros del CAS y su país como muy importante y oportuno, ya que hay existen un gran número de temas de común interés. A la vez, consideró que es importante optimizar los resultados en las 3 dimensiones del desarrollo sostenible.

“No es solo satisfacer lo ambiental y social ya que la economía debe apoyar a nuestros productores. La producción de alimentos refuerza la economía. Debemos producir más con menos, ya que el cambio climático nos presiona con menos recursos, menos agua, menos tierras. La agricultura es esencial para luchar contra el hambre y la pobreza del mundo”, sostuvo Vilsack.

“Debemos seguir buscando formas de reducir el impacto de la actividad agroindustrial en el ambiente. Las prácticas agrícolas que evitan la deforestación deben potenciarse y debemos seguir buscando la reducción del calentamiento global. En Estados Unidos nos centramos en una agricultura eficiente con el clima. Queremos un futuro con cero emisiones netas de carbono para el 2050”, añadió el Secretario de Agricultura estadounidense.

Vilsack comentó también el deseo de trabajar con los países del CAS para aunar esfuerzos para innovar e incrementar la investigación, que es esencial para llegar a los objetivos que impuestos en cuanto a cambio climático.

Conclusiones

Si bien no existe un modelo de producción único y los equilibrios y soluciones serán distintos en cada país y región, los ministros manifestaron que existen entre los países del CAS y Estados Unidos una gran cantidad de puntos en común y por eso definieron como prioritaria la necesidad de mantener un trabajo conjunto.

“Celebro este alineamiento entre las visiones de Estados Unidos y de nuestra región en cuanto a la producción de alimentos. Es imperativo seguir trabajando de manera coordinada para posicionar nuestros intereses que son los de seguir manteniendo sistemas productivos sustentables y en defensa de un comercio abierto y sin restricciones”, concluyó para dar cierre a la reunión Bertoni, presidente pro tempore del CAS.

Sobre el Consejo Agropecuario del Sur (CAS)

El CAS es el foro de consulta y coordinación de acciones regionales, integrado por los ministros de agricultura de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay, que tiene como objetivos definir prioridades de la agenda agropecuaria, adoptar posiciones sobre temas de interés regional y articular la implementación de las acciones acordadas.

Etiquetas: , , ,