El ministerio de Agricultura entregó en Atacama más de 6 millones de pesos de indemnización a Ángel Padilla Huarac, hortalicero del sector de Toledo, comuna de Copiapó, cuya producción de tomates resultó afectada de los eventos climáticos ocurridos los últimos meses.

Este agricultor había contratado oportunamente el seguro agrícola por lo que el secretario regional ministerial de Agricultura, Ricardo Zamora Hidalgo, junto al profesional de asistencia financiera de INDAP Atacama, Bernardo Rojas Campusano, le entregaron el cheque que le permitirá adquirir insumos para la siguiente temporada.

En la ocasión Ángel Padilla señaló que “agradezco a INDAP que nos da la oportunidad de poder asegurar casi en su totalidad a nuestras plantas, invito a mis colegas, a mis amigos que trabajan en este rubro a que tomen el seguro, porque INDAP apoya el 90% de los pagos entonces nosotros pagamos un adicional; es la única forma de seguir avanzando, ya que, de esta manera el dinero que uno pierde al menos es solventado”.

En tanto, el secretario regional ministerial de Agricultura, Ricardo Zamora Hidalgo, mencionó que “este es un instrumento que colocamos a disposición de los agricultores, puesto que vivimos un cambio climático y es imposible predecir en un 100% el comportamiento del clima y cómo afectará a los cultivos. En este contexto creo que debería ser incluido en los gastos de producción, no como un adicional o una posibilidad. Hasta ahora se han contratado en Atacama 38 pólizas, el año pasado a esta misma fecha teníamos 41,  es por esto que hago un llamado a todos aquellos que deseen asegurar su producción, se acerquen a las oficinas de INDAP, ubicadas en Las Heras 241, Copiapó o en Vallenar, Plaza 80, a informarse más al respecto”.

Por su parte, el director ejecutivo de este servicio, Aníbal Pérez Lobos, explicó que “el seguro agrícola con subsidio estatal de Agroseguros del ministerio de Agricultura es una herramienta de transferencia de riesgos climáticos originado por daños a cultivos y producciones de tomates, que permite gestionar las pérdidas económicas a los productores y cuidar su inversión. Así lo hizo don Ángel Padilla, hortalicero de Atacama, quien contrató oportunamente su póliza y pudo proteger sus tomates frente a los eventos climatológicos que lo afectaron este año. Por ello, hago un llamado a los agricultores y a las agricultoras de la región a acudir a las agencias de áreas de INDAP, bancos y corredores de seguros, para activar el seguro y proteger su trabajo a tiempo con una herramienta cuyo costo, gracias al subsidio otorgado por Agroseguros, es bastante bajo y los beneficios muy altos”.

 

 

 

 

Etiquetas:

Noticias relacionadas