Con el fin de recuperar terrenos desprovistos de vegetación CONAF Atacama, en conjunto a las dueñas de casa que pertenecen al programa de empleos de emergencia, hizo posible que la Junta de Vecinos Juan Pablo II cuente con nuevas áreas verdes que mejorarán la calidad de vida de los habitantes del sector.

 

Esta iniciativa pudo concretarse gracias al programa “arborización comunitaria” desarrollado por la Corporación Nacional Forestal de Atacama, el que permitió plantar 31 árboles entre especies nativas e introducidas en un sector en que, a pesar de la señalización existente, era utilizado para botar escombros y basura.

 

Al respecto el Secretario Regional Ministerial de Agricultura, Patricio Araya Vargas, señaló que “uno de los ejes del plan de Gobierno de nuestro Presidente Sebastián Piñera fue retomar el plan de reforestación urbana, que permite contar con más árboles en nuestros barrios y en Atacama, el desierto más árido del mundo, es siempre grato contar con áreas verdes que entreguen sombra y un lugar agradable para nuestros vecinos. Destaco de este programa que, además, impulsamos el empleo, puesto que vecinas del sector además de contar con un salario, también embellecen su entorno”.

 

Jorge Campos Santander, presidente de la Junta de Vecinos “Amistad”de Juan Pablo II, mencionó que “este era un sector que siempre tiraban mucha basura, colocamos un letrero y seguían botándola y desde que plantamos estos arbolitos con las chicas que trabajan en el empleo de emergencia usted puede notarlo: está limpio, está verde y dan ganas de pasar por este lado. La gente lo ve y dice “qué lindo”, nosotros nos sentimos orgullosos, contentos de todos estos adelantos. Emocionado de verdad y esto en dos años más lo veremos maravilloso. Gracias a CONAF por la preocupación que ha tenido con nuestro barrio”.

 

Por su parte, el director regional de CONAF Atacama, Héctor Soto Vera, aseguró que “el programa comunitario tiene como objetivo incentivar a las juntas de vecinos para mejorar espacios urbanos carentes de toda vegetación, y promover el cuidado por el medio ambiente y de nuestro entorno. Recordemos que a mayor superficie del arbolado urbano, mayores beneficios le entregará tanto al hombre como al medio ambiente, entre los que destacan la reducción de la temperatura, mayor absorción del CO2 atmosférica, por ende, mejor calidad de vida para las personas y ,por supuesto, el hermosamiento de nuestras poblaciones. Para finalizar, cabe señalar que para este 2021 CONAF seguirá buscando espacios para recuperar en las distintas comunas de Atacama”.

 

Este programa que ya se ha ejecutado en Domeyko y ahora en Copiapó, está programado para desarrollarse durante el 2021, en Chañaral, en la medida que las medidas sanitarias así lo permitan.

Etiquetas:

Noticias relacionadas