Talca, 7 de julio de 2021.- Con la finalidad de informar y poner a disposición de los productores agrícolas del país una serie de recomendaciones que les permitirán asegurar la calidad e inocuidad alimentaria de sus productos, se lanzó el manual: “Buenas prácticas en aplicación de plaguicidas agrícolas”.

El instructivo, desarrollado por el Centro de Inocuidad Alimentaria de la Universidad de Talca y el Gobierno Regional del Maule, es de carácter gratuito, e integra una serie de consejos para disminuir la contaminación por el mal uso de estos productos y evitar daños a la salud de los trabajadores agrícolas y consumidores.

El manual, que estará disponible online para su descarga, incluye contenidos, tales como: tipos de plaguicidas y grados de toxicidad, equipos y maquinarias, recomendaciones sobre el proceso de aplicación y elementos de protección personal, entre otros.

“Como país tenemos la misión de proteger la salud de las personas, medio ambiente y cumplir con los requisitos nacionales e internacionales de exportación de productos hortofrutícolas”, señaló Ana Karina Peralta, directora del Centro de Inocuidad Alimentaria, quien precisó que residuos de estos productos químicos son una de las principales causas de rechazo de nuestros productos en los mercados extranjeros por el riesgo que implican para la salud pública.

El Seremi de Agricultura del Maule, Luis Verdejo, resaltó la importancia de educar a los agricultores para un buen uso de los agroquímicos: “Nos parece muy importante la contribución de la Universidad de Talca, en conjunto con el apoyo del Gobierno Regional del Maule, para informar y concientizar a los agricultores, sobre todo los pequeños, respecto de las buenas prácticas en el uso de plaguicidas. Las exigencias de los consumidores sobre calidad, sanidad e inocuidad de los alimentos son cada vez mayores y para seguir siendo competitivos, los productores deben seguir las recomendaciones para dar garantías sobre la seguridad de sus productos y sus procesos”.

“Los cultivos agrícolas, frutas, hortalizas, cereales y otros cultivos son susceptibles a pérdidas de producción a causa de plagas y enfermedades. Para combatir la incidencia, los agricultores tienen a su disposición productos agroquímicos preventivos y curativos”, señaló Hermine Vogel, decana de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Talca. La autoridad académica precisó que “es de suma importancia que un profesional diagnostique e indique el tratamiento más eficaz y menos dañino, tanto para el agricultor y el medio ambiente, como para el consumidor final”. 

MALAS PRÁCTICAS

Las malas prácticas en torno al uso de agroquímicos, incluyen aspectos tales como errores en la aplicación del producto, selección inadecuada del equipo de aplicación, fallas en el cálculo del volumen, mala calidad del agua, pH inadecuado, boquillas de los equipos desgastadas, entre otros. A lo anterior se suma que los agricultores no están sensibilizados de los peligros tanto para la salud de los aplicadores como los consumidores.

Experta en salud pública, la académica Ana Karina Peralta indicó que, la mala utilización de estos productos no sólo repercute en la salud de las personas, sino en la contaminación del agua, suelo y el aire, por lo que es fundamental identificar cuál es el plaguicida más adecuado para la plaga, sus dosis, y horas recomendadas para la aplicación, además de considerar las características de pH y dureza del agua.

El manual está disponible para su descarga en el siguiente link: http://www.inocuidad.utalca.cl/docs/pdf/ManualPlaguicidas.pdf

 

 

Etiquetas: , , , , ,

Noticias relacionadas